10 Razones para Apadrinar con AMIC 

El total de tu apadrinamiento con AMIC se destina a la educación, alimentación y acogida del niño o niña apadrinado.
Tu aportación mensual se destinará a la manutención y/o escolarización del niño que hayas apadrinado. Si va a la escuela, tu dinero llega directamente al centro para cubrir sus gastos de escolarización y una comida diaria. Si es menor de 4 años y, por tanto, aún no está escolarizado, tu ayuda se envía al orfanato donde vive para contribuir a su manutención y cuidado.
Con AMIC cada niño tiene un solo padrino o madrina en nuestro país. De esta manera se crea una relación estrecha que afavorece el desarrollo del niño o niña.
Como padrino o madrina recibirás dos fotos al año, como mínimo. Si tu ahijado o ahijada va a la escuela, te enviaremos sus notas.
Todos los datos que te podamos facilitar: edad, fecha de nacimento, etnia, situación familiar, hermanos, historia personal y familiar, gustos…
Siempre que podamos y las condiciones lo permitan te ayudaremos a que vuestra relación sea cercana. Por eso cuando viajamos o cuando enviamos un contenedor con material, podrás enviarle fotos, cartas y un pequeño detalle.
Para que lo tengas todo a mano y a un solo click.
Con AMIC el apadrinamiento puede empezar con un bebé y que este pueda estudiar infantil, primaria y secundaria en nuestros centros. Además, si quieres también podrás contribuir en sus estudios universitarios. Tú decides hasta cuando le quieres acompañar.»
AMIC es una ONG para el desarrollo reconocida, por eso tienes las mismas ventajas fiscales que con una ONG grande, pero somos más cercanos. Gracias a estas ventajas, con AMIC tu apadrinamiento cuesta menos de 9€ al mes.
Con AMIC dispondrás de un teléfono directo para hablar con los responsables de tu apadrinamiento y gestionar cualquier duda o cuestión.

¿Aún tienes dudas? Llámanos o WhatsApp al 671026566 o  escríbenos.

¿Quieres apadrinar un niño o niña?

¿Cómo quieres colaborar?